Saltear al contenido principal

El uso de la mascarilla será imprescindible para la masajista y se descalzará antes de entrar a la vivienda.

Se lavará exhaustivamente las manos antes y después de cada masaje.

Se desinfectará la camilla, antes y después de cada masaje, con una solución hidroalcohólica al 70% de etanol, así como todo el material que hubiera utilizado el cliente.

Llevar diariamente la ropa de trabajo limpia.

No se suministrarán toallas, se utilizarán las que aporte cada cliente.

No se realizará ningún tratamiento cuando el cliente presenta lesiones en la piel o síntomas coincidentes con covid-19, como fiebre y/o tos.

Volver arriba
Abrir chat